Antecedentes de Infidelidad

Enfrentar una infidelidad golpea duramente al matrimonio, debido a que afecta la confianza y la credibilidad, base de cualquier compromiso relacional.

Cuando se da la infidelidad de la pareja, la consternación el reclamo y la culpabilidad se presentan en la relación, tratando de resolver o superar el hecho de la infidelidad.

A pesar de esto importante es señalar que la infidelidad refleja o señala un estado anterior  de descuido de la relación de pareja.

Algunos antecedentes a una infidelidad entre otros pueden ser:

1.  Descuido de los espacios de pareja.  Esto consiste en no disponer de tiempo, ya que la intimidad emocional, espiritual, física e intelectual requiere tiempo de calidad para ser construida, no existen automatismo en lo relacional.

Cuando un jardín se cuida retoñan las más bellas flores, sin embargo cuando se descuida la maleza invade todo a su paso.

2.  Disfunción o problemas físicos que no permiten tener una sana sexualidad, factor por el cual se  expone al cónyuge a prolongadas tiempos sin vida sexual, junto con múltiples estrategias evasivas para no tener relaciones sexuales elementos que generan  una respuesta de la contraparte ansiosa de resentimiento y malestar.

En estos casos lo mejor es visitar un médico endocrinólogo o un sexólogo para corregir cualquier aspecto hormonal a nivel físico para disfrutar de una sana sexualidad

3.  Comunicación deficiente sobre lo que se desea realizar, muchas parejas creen que el cónyuge debe ser adivino y complacer en todo lo que nunca se le ha dicho que le gusta. Todo lo que les gusta hacer y fortalece la relación es válido, siempre y cuando estén de acuerdo los dos y se sientan bien al hacerlo voluntariamente.

En los casos anteriores la falla estuvo en los dos miembros de la pareja, ya que ambos tienen su cuota de aporte o pasividad en el  problema, por medio de su conducta. Sin embargo no se justifica la infidelidad.

4.  Problemas personales no resueltos:  La infidelidad también puede darse por un problema personal de aspectos psicológicos no resueltos y no por problemas de la relación.

En otros casos tergiversaciones sobre la hombría o el hedonismo, afecta a la persona infiel. Para este caso la parte infiel debe buscar ayuda profesional.  La parte afectada debe poner límites claros o de lo contrario la relación se deteriora más.

El matrimonio que desea solucionar este problema de relación de pareja y familia debe generar a nivel personal un compromiso consigo mismo y su conyugue para poner de su parte, proteger y  cuidar  la relación.

Animo y valentía, tú vales mucho.  Sabes a veces lo más grave de esto es quedarse caído.  Todo tiene solución mientras allá voluntad.

 

Si estos consejos te resultan interesantes y beneficiosos definitivamente encontrarás  muchas más sugerencias de éste tipo cuando te suscribes a nuestro BOLETÍN GRATUITO

 

Clic aquí Vea Consultorio
Clic aquí Vea Como Superar Conflictos de Pareja

 

Tu amigo

 

MSc. Minor Vindas C.

Máster en Orientación Familiar

Leave a Comment