Efectos de Estres en Deseo Sexual de la Pareja

.

Las muchas preocupaciones generan un gran estrés que  afectan  las relaciones sexuales satisfactorias

El poco o casi nulo deseo sexual puede estar determinado en función de la importancia que cada persona conceda a su vida sexual.

Algunas parejas basan su relación en  aspectos de logros compromisos sociales y adquisición de bienes, aún y cuando la sexualidad les importa el pagan un alto precio por el deseo por sus logros.

Para otros matrimonios  las relaciones sexuales son un elemento de relax, goce e intimidad del matrimonio que ayuda a mantener vínculos más afectivos con su  pareja.

Por esta razón las parejas que  consideran que su sexualidad ocupa un lugar de importancia,  sobre otros aspectos, cuidan  que el estrés  no destroce  su vida sexual.

Según María Rodríguez, quienes padecen problemas de índole sexual dejan pasar el tiempo “intentando que se solucionen por sí mismos” Si existe una buena comunicación con la pareja, la persona que se siente  afectado suele ser hablar del tema con pareja.

En muchos casos, superan la situación y volver a vivir las relaciones de forma satisfactoria tan sólo con hablar.  Otros dejan pasar el tiempo sin hacer nada,  lo no es  buena señal para la pareja”.

Si la cosa no mejora hablando, lo mejor es acudir cuanto antes a un especialista para resolver el problema de deseo, y también mejorar la calidad de la relación y su vida sexual,

Al ir a una consulta, se dan cuenta de que no es nada anormal vivir esas situaciones y que se puede hacer algo al respecto, ya que  muchas personas se encuentran en situaciones parecidas.

Para eliminar el estrés que apaga el deseo sexual se pueden hacer lo siguiente:

Incorpora nuevos hábitos que combatan el estrés

No dejes pasar de largo el problema, sino reflexionar sobre los motivos que llevan a sentir la angustia y la ansiedad que bloquean los sentidos y el deseo sexual. Toma conciencia de que no sólo afecta al plano sexual, observa qué otros aspectos de la vida diaria se ven afectados.

Busca tener calidad de vida: Eliminar los excesos, tanto en el trabajo como en la realización de actividades físicas agotadoras.

Establece  prioridades claras: Ayuda y apoya a las personas que amas, pero no tomes cargas o preocupaciones como tuyas propias.   Cada persona debe vivir su vida, cuida a los más cercanos, establece prioridades de acción  y suelta las cargas de otros.

Cómo afrontar el problema en pareja de la disminución del deseo sexual

No te presiones: No hay que tener prisa por volver a mantener la vida sexual normal, ya que puede generar más angustia en la persona afectada.

Hablen: Como para cualquier otra situación de crisis por la que atraviese la pareja, la comunicación y compartir el problema entre los dos miembros es lo más importante.

Observen con tranquilidad la situación para pensar en  posibles soluciones, sin provocar un drama por un cambio circunstancial en los hábitos sexuales de la pareja.

Imaginación: Es importante  desarrollar la creatividad en la pareja, para traer el encanto  de los primeros encuentros. A largo tiempo, la cotidianidad duerme los instintos y si la tensión acumulada es  grande aún se anestesian más.

Pueden practicar  meditar,  orar, la respiración, la relajación el ejerció físico no excesivo, más bien recreativo e incorporar un estilo de vida más lento llevadero y de disfrute por la vida que reste importancia al consumismo y la apariencia  o los compromisos excesivos.

Inscríbete y ten Acceso Gratuito a todos los contenidos privilegiados

Leave a Comment