Como superar el dolor de una infidelidad

El dolor profundo que experimenta la persona cuando su pareja le ha sido infiel a veces se prolonga en el tiempo generando angustia y crisis

Este dolor puede durar  meses e incluso años después de una infidelidad, provocando rabia, celos, inseguridad, desconfianza, resentimiento y deteriorando la vida personal, de pareja si la relación continua y  familiar

Aun y cuando las personas que viven esta situación de dolor tras un engaño desean dejar de  sufrir les cuesta mucho superar el dolor

Claro hay que entender que superar una infidelidad es un proceso nada fácil que conlleva como mínimo los siguientes elementos:

  • que el infiel se arrepienta (cambio de actitud, para que nunca más se de exista infidelidad)
  • perdón por parte por parte del agraviado
  • fortalecer la relación en amor
  • ganar y recuperar la confianza

La pregunta que muchas personas se hacen es ¿por qué no puedo superar el dolor de una infidelidad?

Trataremos de responder a esa pregunta de la forma más concisa posible:

La principal causa es que el ideal y valor de compromiso que tenía en su mente fue repentinamente defraudado,  golpeando la autoestima interior de la persona victima, lastimado  por su propio inconsciente por el dolor de la herida provocada por su pareja

Internamente se genera un dialogo que  plantea: porque a mí, que vergüenza, como no me di cuenta, que tonto (a) de mi,  etc

Generalmente las personas que experimentan el dolor por espacios de tiempo muy prolongados, es por resistirse a aceptar la realidad de que no deseada de hecho que hubo una infidelidad, aferrándose al ideal de que esto nunca debió pasar y manifestando rabietas, dolor y frustración al no coincidir sus deseos con la realidad

Entre mas le cueste al adulto aceptar la dura realidad, de que su pareja estuvo con otra persona que ocupo su lugar, mas difícil le será manejar sus emociones para enfrentar desde la  realidad  la crisis infidelidad para tomar evaluar posibles decisiones  sobre que hacer al respecto:

  • perdonar y seguir, si la relación vale la pena
  • o perdonar y divorciarse si no hay un cambio de conducta en la persona infiel y la relación no vale la pena

Desde el ego personal fuertemente golpeado por la infidelidad, es imposible  entender  y ver mas allá del dolor para actuar prudentemente y ver si es posible superar la infidelidad y reconstruir la relación matrimonial

A esta altura lo importante es descubrir que además de la dignidad y valor personal, las demás personas también necesitan respeto a pesar de sus desaciertos.

Por lo cual es conveniente reflexionar objetiva y maduramente si  ambos conyugues fallaron  en la atención de la relación de pareja antes de la infidelidad por desatenciones, exceso de trabajo u otras causas. O si fue un problema personal de la persona infiel

Hay que trascender el ego y el dolor para sanar y para seguir adelante

Cuando predomina una  actitud que se aferra al dolor provocado por una infidelidad el ego personal  tiende a provocar mucho autosufrimiento, también en algunos casos manifestar  violencia vanidad, orgullo, exhibicionismo, dominio, rivalidad,  impaciencia, insensibilidad, frialdad emocional y agresión hacia la persona infiel  …

Por lo tanto ante la frustración o el dolor de una herida la actitud de la persona egocentrica será de: rabia, venganza,  berrinche  infantil, actitudes que imposibilitan la superación del dolor provocado por una infidelidad

Pero lo que conviene es una actitud madura  para descubrir como tomar el control de la situación y buscar la claridad de qur pasos y acciones seguir ante la realidad

La persona mas madura también experimentará sufrimiento, dolor, frustración, zozobra y desencanto ante una infidelidad,  pero podrá manejar mejor sus emociones para buscar soluciones mas rápidas y efectiva a la crisis de una infidelidad

Cave destacar que  el prolongado dolor ante el  engañado de una infidelidad,  puede generar el síntoma  y la actitud de un gran berrinche, actitud que dificulta la objetividad necesaria de una mente clara para la búsqueda y toma decisiones sobre el futuro del proyecto de pareja o el proyecto de vida personal

La persona victima de una infidelidad junto al  abandono y la ofensa se siente burlada y frustrada en su valoración porque tenía un lugar de importancia único para su pareja, el cual fue desplazado por su pareja al relacionarse con una tercera persona

Lugar que a veces se da por hecho y por sentado, asumiendo automáticamente el derecho de ese lugar de pareja,  a veces sin hacer nada para mantenerlo o ganárselo en el día a día.

En muchos casos el derecho sin contenido es el aporte de la victima  a la infidelidad de su pareja

Ahora inesperadamente siente que ya no es “dueño (a)” o “propietario (a)” de ese lugar, lo cual duele debido a que se ha sentido desplazado (a) ya que otra persona ha ocupado su lugar y generando rabieta por  no sentirse en el lugar que deberia estar.

Ahora hay que entender que a veces, en algunos casos,  se da un auto desplazamiento debido al descuido de la relación.

En muchos casos la pareja se ha salido de los limites de los acuerdos tal vez movido por los conflictos sin resolver que arrastraba la pareja desde meses o años atrás.

Pero sea cual sea la causa la responsabilidad de la infidelidad la tiene la persona infiel, por su  decisión de ser infiel

La persona que ha sufrido el engañado de su pareja creyendo que es mejor o superior a veces puede sentir justificada su conducta de manifestar desprecio, odio y agresiones a su pareja por la infidelidad que cometió.

Actitud que fomenta un circulo de cada vez de mas distancia matrimonial que puede lanzar a la persona infiel y no desea serlo más, en manos de otras aventuras extra maritales

Junto con el engañado se asoma el odio y una frustración  que no deja tener paz

En muchos casos la persona afectada siente que no puede superar el sufrimiento, cuando en realidad, es que no desea hacerlo, ya que necesita el odio para seguir sintiéndose con derecho de ofender; para seguir conservando su falso “control”  sobre las cosas

La situación del dolor prolongado a causa de  la infidelidad de la pareja, a veces deja manifiesto el afán de controlar la voluntad del  conjugue, y el rencor inagotable como una prueba de que el amor nunca  fue demasiado fuerte, y en parte por eso mismo su pareja se alejó

Por esta razón, las mil súplicas de perdón arrepentimientos y cambio de conducta del infiel, o incluso su definitivo regreso a casa,  no consuelan, ni conmueven, ni apaciguan el rencor de la persona egocéntrica ofendida

¿Cómo sanar la herida e la infidelidad? ¿Cómo salir de círculo enfermizo?

Las personas más inmaduras nunca perdonarán, sino que elegirán el castigo, la venganza, la ruptura definitiva de relaciones rescatables y valiosas.

Claro hay otras relaciones matrimoniales enfermas que lo mejor es la separación

Las personas más maduras preferirán el recuperar el amor  solucionando los motivos  que llevaron a  la infidelidad para establecer una relación satisfactoria para ambos miembros de la pareja y la familia en general

La pareja que decide salvar y mejorar la relación para fortalecerla y reconstruirla, deberán escoger entre  sufrir  un dilema prolongado en  tendencias egocéntricas de cada uno por aparte, o  disponerse a superar la crisis y crear una  verdadera relación significativa y amorosa con su legitima pareja

Si desean resolver el dolor de una infidelidad para  mejorar su relación, en acuerdo para que nunca mas aya una infidelidad y juntos  elegir superar la crisis creciendo como individuos, enfrentado el dolor y aprendiendo como crear confianza, vínculos más sanos y satisfactorios para sanar a nivel personal y de pareja Haz clic aquí y profundiza en el tema

MSc Minor vindas

Máster en Orientación Familiar